Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

sábado, 21 de septiembre de 2013

CUANDO EL NEOCORTEX ENMUDECE.





      La rueda delantera de la Bicipalo giró a derechas y el banco de arena surgió inesperadamente, el neumatico y sus pequeños tacos se hundieron entre los centenares de miles de granitos de rodeno pulverizado que comenzarón a desplazarse hacia un lado, a deslizarse sobre el fondo duro del charco relleno de sedimentos...., la Bicipalo cabeceó de delante, se removió como una culebra y mi neocortex enmudeció al tiempo que el cerebro primigenio enviaba ordenes a una velocidad vertiginosa, mas allá de mi consciente y de mi capacidad de razonar..., las neuronas se interconectaron y los impulsos nerviosos tiraron de mis musculos sin que yo fuese consciente. Mi pié se desencajó de la cala, mi torax se contorsionó y salimos del banco de arena con las pulsaciones aceleradas pero con una sonrisa iluminando mi rostro.
   Todo habia ocurrido en decimas de segundo y continuaba pedaleando, no me habia caido y ni sabia como lo habia hecho, en el tiempo que dura un pestañeo, el cerebro primigenio habia tomado el mando y ese neocortex, altivo y digno, ese que razona y reflexiona, ese que es capaz de filosofar y de meditar, ese que nos hace humanos, ese que nos dota de una inteligencia sin igual en La Tierra, ese que es capaz de diseñar o de crear naves capaces de salir del planeta...., habia enmudecido, sus complejas conexiones y sus laureadas neuronas se habian callado, quizás sorpendidas ante la velocidad con que esas otras celulas nerviosas habian enviado las instrucciones a los haces musculares para equilibrar mi cuerpo y a la Bicipalo.
  Continué sonriendo y sintiendome satisfecho y orgulloso por conservar todas esas estructuras cerebrales, las arcaicas y las modernas, de alguna forma, la historia del Planeta Azul estaba escrita entre mis circunvoluciones cerebrales.

6 comentarios:

Ars Natura dijo...

No corras...

bicipalo dijo...

No corría Goyo...,me distraje, de hecho, despues del resbalón se activo el neocortex y me dijo
- Ahí tienes un post.........

Jesús dijo...

Esas arenas movedizas...¿son las de Potrillos?

bicipalo dijo...

No Jesús,precisamente resbalé porque no me esperaba ese banco de arena. Es una de las curvas de camino que sale desde las antenas de la carretera de Olocau, al lado de casa, vamos.

Jesús dijo...

Exceso de confianza...nuestro peor enemigo.

bicipalo dijo...

A veces es eso, el exceso de confianza y oras..., bueno, ya me conoces Jesús y sabes que muchas veces voy pensando en la mona de Pascua o en cualquier bicho volador, je,je, je.