Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

viernes, 30 de octubre de 2009

IKEA, la cuchillada final..., mientras Camps sonrie imaginando las comisones y dádivas que soltarán los suecos a diestro y siniestro.

.

.

Canal Nou Toxinas daba la noticia de la implantación del gigante sueco en Valencia, como siempre utilizaba la palabra que mas les gusta..., “impacto económico”, hablaban del impacto económico en Paterna y en toda la comunidad, hablaban de los mas de 2000 puestos de trabajo que se crearían y del movimiento empresarial que se produciría para abastecer a la multinacional. Después entrevistaban a algunas personas que respondían encantadas, también a propietarios de bares y restaurantes que sonreían aún mas..., lo curioso es que no preguntaron a ningún ebanista, a ningún carpintero y a ningún tapicero..., de los que diariamente son despedidos aquí, en la región de las carreras de veleros, en la ciudad donde vuelan los Formula 1 por sus calles, en la ciudad de las competiciones ecuestres o de los torneos de tenis..., la misma ciudad que día tras día observa indiferente como la industria textil y del mueble se desangra, agoniza y muere lentamente sin que nadie le eche una mano, sin que nadie aminore las cargas que soporta, sin que nadie la nombre..., mientras que la industria juguetera ocupa minutos y minutos en ese mismo canal privado del PP, llamado por mi Canal Nou Toxinas, la llamada televisión de todos los valencianos, la misma a la que se desvían parte de mis impuestos..., mientras que cualquier petición o capricho de Ford recibe una respuesta instantánea y vergonzosa por parte del gobierno autónomo o mientras las industria azulejera, afianzada en territorio Fabra recibe los fondos que haga falta.

Se informaba en la misma noticia que IKEA comenzaría a funcionar hacia el 2012, justo cuando la mayor parte de la industria del mueble y del textil en Valencia ya habrá desaparecido o se encontrará exhausta, descapitalizada e incapaz de reaccionar ante semejante reto.

IKEA llegará y muy posiblemente provocará el cierre de bastantes carpinterías, caerán los pequeños talleres de tapicería, las tiendas de complementos de decoración verán descender sus ventas aún mas y puede que yo mismo y mi pequeño taller de esqueletaje sucumbamos, después de aguantar esta crisis que poco a poco se va hundiendo en el vientre de las pequeñas y medianas empresas..., pero realmente los suecos no tendrán la culpa del todo, tampoco la dejadez y la falta de escrúpulos de Camps y sus acólitos..., gran parte de esa culpa será de los propios empresarios que hasta ahora habían estado nadando en la abundancia, apenas invirtiendo en sus empresas, en tecnología, en publicidad, en estudios de mercado, en procesos de fabricación y distribución, en tareas de innovación y diseño, en formación y adiestramiento de las plantillas, en la atención al cliente..., aquí en Valencia ha primado eso de “esto siempre se ha hecho así y así se va a seguir haciendo..”, aquí se ha creído en conceptos comerciales ya desfasados y poco eficaces, como el de la fabricación en serie para abaratar costes pero sin calcular la penetración del producto en el mercado, sin calcular las ventas de ese nuevo sofá, la aceptación que va a tener.

Hace un año, cuando la crisis ya mordía pero sin apretar demasiado, tuve una charla con un tapicero que de alguna manera se jactaba de que las crisis no iba con él, su hija también estaba en la conversación..., y en un momento dado levante la vista y vi que el inmenso altillo de la nave estaba repleto de esqueletajes cubietos de polvo y arrinconados, modelos a medio empezar, sofás que estaban allí arriba olvidados, ocupando espacio y sin devolver el dinero invertido en ellos.

- Vaya..., tenéis ahí arriba mucho esqueletaje almacenado..., ¿no os compensaría pedir solo los que necesitáis...?.

- No, no -respondió la hija, una muchacha de hermosos cabellos ensortijados y rubios- es que así sacamos precio.

Recuerdo que cabeceé y volví a mirar esa ingente cantidad de sofás que jamás se tapizarían. Lo que el padre y la hija no sabían en esos momentos es que yo había entrado a sustituir a ese otro carpintero que solo aceptaba pedidos de seis en seis..., ahora fabricaba yo de uno en uno y con un pequeño sobrecoste que pese a todo compensaba a todas luces, conmigo se habían terminado los estocks, la picaresca a la hora de facturar y la fabricación a medida fija.

Bien es cierto que hay empresas en Valencia bien gestionadas, que son capaces de diseñar, fabricar y lanzar productos de calidad..., pero se topan con de nuevo con esa mentalidad parásita y sin principios del resto de las empresas que compiten en el sector. Es muy fácil esperar a ver esos muebles, esas sillas, esos sillones o esos sofás para después copiarlos sin haber invertido un euro en diseño ni en creación. Y voy a confesar que eso ocupa gran parte de mi trabajo, a mi carpintería suelen venir con catálogos, con revistas de decoración o con imágenes descargadas desde la misma IKEA.

Un amigo tapicero me trajo uno de esos modelos suecos en papel, recuerdo que vi el precio, realmente bajo y luego le dije.

- Tu no vas a poder sacar ese precio..., estos sofás los fabrican a miles y a medida estándar.

- Ya se lo he dicho al cliente -respondió Jose- pero no le gustan las telas que le ofrecen y lo quiere de un poco más grande.

- Bueno, pues lo hacemos y ya está.

Lo hice a la semana siguiente..., y así muchas veces, lo único que puedo decir es que mis “replicas” son tan buenas o mas que los originales.

Hoy, final de mes he hecho el balance de la producción y la he comparado con la de octubre del año pasado..., el resultado ha sido escalofriante, aunque ya lo intuía, la caída ha sido de un 55,7 %, esto es quiebra técnica, ¿no..., Josep Julian y German...?, lo peor es que este índice de caída es mas general de lo que uno se puede imaginar. Esta misma tarde he llamado a un cliente que me debe casi 500 euros, me ha encargado otro sofá y luego a añadido que ya verá si me puede pagar. El tiempo de cobro, incluso a mis mejores clientes se está alargando de manera angustiante..., de momento hago frente con mis reservas, con el estrecho colchón económico que creé para respaldar la carpintería de alguna contingencia.

IKEA se perfila amenazante en el horizonte, llega con unas ideas avanzadas, con un fortísimo respaldo de capital, con unos conceptos comerciales que nuestros empresarios del mueble y del textil desconocen o que simplemente niegan recitando aquello de “aquí las cosas se hacen así...”..., hasta que llegaron los cromañones y poco a poco extinguieron a los que entonces hacían las cosas como siempre.

También es posible que IKEA replanteé la mentalidad del sector, que refresque las mentes de los propietarios de las empresas que hasta entonces las habían estado conduciendo como siempre, sin ser conscientes de que la globalización nos afecta a todos, sin ser conscientes de que los tiempos cambian mas rápido de lo que nos imaginamos..., lo único positivo del aterrizaje del gigante llegado del frío será que nos espabilará, saldremos a traspiés, tropezando, algunos no podrán levantarse y otros seguirán existiendo, recuperando parte de los clientes cuando la gente descubra, que al fin y al cabo no es "oro todo lo que reluce"..., IKEA no es la panacea, no dan euros a sesenta céntimos y ni sus muebles son lo “lo más de lo más”, sin embargo es algo que han logrado que creamos..., y esa es una de las razones de su éxito.

5 comentarios:

Germán Gijón dijo...

Hola, Pedro:
no puedo negar que la perspectiva no es halagüeña y nadie tenemos las claves para dilucidar la situación que se avecina. Como bien dices, la necesidad de adaptación es innegable y las empresas se han enfrentado desde siempre al libremercado. No conozco IKEA. De hecho, no entiendo de muebles, pero por lo que he ido leyendo sobre ti, los trabajos artesanos que llevas a cabo no pueden ser comparados a los de una distribución comercial.
No voy a caer en la absurda inocencia de decir cosas como la especialización, el valor diferencial, la identidad de producto y marca y otras cosas que se convertirían en estupideces, sobre todo porque no conozco nada de tu mercado. Sólo puedo desear que tu deuda no esté por encima de tu patrimonio (quiebra técnica) y que tuvieses la posibilidad de conseguir un local pegadito al IKEA ese que van a poner. Seguro que de esa manera sí harías constar tu valor diferencial ante el filón de gente que pasara por el almacén sueco, que seguro te visitarían para obtener su alternativa.
Permite que te transmita todo el ánimo posible.
Un saludo.

bicipalo dijo...

Hola Germán, de momento puedo soportar esos pagos tan "alargados" de alguno de mis clientes. Afortunadamente no debo nada, la hipoteca del piso ya está pagada, el coche también, la insonorizacion de la carpinteria tambien está liquidada..., eso me reconforta.
Fijate, comentas lo de "un localito junto a Ikea", uf, casi me gustaria mas poder servirles algun tipo de producto en exclusiva, pero creo que eso es mas dificil, pero mira, ya que hablamos de economia te confesaré que Ikea es una gota mas, pero en mi caso el verdadero problema es que mis mejores clientes se jubilarán en 10 años¡¡¡¡¡¡, está claro que durante ese tipo yo deberia buscar nuevos..., pero en fin, poco a poco tendré que diseñar una estrategia, parte de ella ha sido ir colocando post sobre mi trabajo en este blog.
Germán, gracias por tu observación..., y veremos como rueda todo esto, sinceramente, yo no veo ninguna perspectiva de recuperación económica a medio plazo. Se sigue destruyendo empleo e industria, los poligonos estan casi desiertos y en los barrios los pequeños comercios van cerrando.
Venga, tratemos de remar porque desde luego nadie lo va a hacer por nosotros.

Josep Julián dijo...

Hola Pedro: La quiebra técnica se produce cuando las pérdidas acumuladas superan el 55% del capital social pero no te preocupes en exceso por eso porque empresas como Pepsi o Ford en España llevan en quiebra técnica desde hace decenios y ahi las tienes. Claro que ellos tienen mejores asesores fiscales que tú y una casa matriz detrás.
Desde luego el escenario que pintas es sombrío y no sé si los artesanos como tú tendrías que plantearos una reorientación del negocio. No es que te conviertas en un fabricante en serie, pero a lo mejor si que podrías hacer otros muebles como cómodas, vitrinas, aparadores, etc. Cosas que complementaran artesanalmente tus sofás.
En fin, ya entiendo que la cosa está chunga pero al menos esperemos que cada día que pasa falte un día menos para salir de este hoyo en el que estamos metidos.
Ánimo y no le vendas a quien te debe, hazme caso.

Josep Julián dijo...

Bueno quería decir a quien te debe, no te paga y te pide más.

bicipalo dijo...

"No te paga y te pide mas...", me decias en ese retoque final de tu comment, Josep..., eso me pasó la semana pasada y es la misma persona de los 500 euros, me pidió un sofá mas y despues añadió "pero no se si te podré pagar...", este cliente es de los de "toda la vida" pues practicamente como todos, pero acumulan esa horrible y muy poco cicvica y nada honesta de no pagar mientras ellos no hayan cobrado. Este cliente tiene un patrimonio 20.000 veces superior al mio..., bueno, para superarme en patrimonio no hay que correr mucho, je,je,je..., pero son incapaces de echar mano de esos beneficios obtenidos y que ya han colocado en sus cuentas personales y no en la de la empresa, coño así claro que siempre van jodidos..., es una cuestión de principios, Josep, de nobleza me atrevería a decir, de rectitud, de responsabilidad, de coherencia. ¿Y el futuro a la sombra de IKEA...?, pues no lo se,mi padre me suele decir "Pedro..., a ti nunca te faltará la faena...", él sabrá, ¿no...?.
Un saludo Josep y gracias por descolgarte por aquí.