Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

miércoles, 13 de mayo de 2009

MIRANDO A MI ALREDEDOR, FOTOGRAFIANDO A LA SIERRA CALDERONA, A PEDALADAS O CAMINANDO, PASEANDO.

Goyo, desde arsnatura.blogspot.com dejó un comentario después de ver las fotos de la Primigenia o Bicipalo, me decía que le gustaba la decoración..., así que desplacé la flechita sobre su firma y volé hacia su blog..., una larga playa me estaba esperando, también una araña Lobo, imágenes de olas revueltas, de lagos de montaña, de garzas y de bandadas de aves migratorias..., por unos instantes viajé hacia esos lugares y me sentí bien, me sentí relajado y leyendo las reseñas me pareció escuchar la voz de Goyo, del fotógrafo mas sensible y hábil que haya conocido en mucho tiempo, esas imágenes que él reconoció como inolvidables y que fotografió sabiendo que valían la pena compartir con el resto del mundo..., pues algo parecido a eso me está pasando últimamente, aunque es ahora cuando descubro que esa necesidad de compartir lo bueno que veo o que me encuentro en mis paseos por la montaña, ya me viene de largo, solo que yo me inclinaba por escribir esas sensaciones, con mayor o menor estilo, ahora me doy cuenta de que una forma de compartir los mejores momentos de mi sencilla vida es haciendo fotos con el móvil..., de cuando paseo con mis chuchis por el campo, de cuando contemplo la Sierra Calderona con mis pedaladas o apuntando con el telefono hacia alguno de los sofás que hago en mi carpintería, cuando me siento orgulloso del trabajo realizado..., aunque realmente las hago para ella...
Es curioso, ahora que estoy en buena forma física ya no me preocupo de hacer largas y esforzadas rutas por la sierra, realmente me las planteo buscando nuevas imágenes, nuevos encuadres. Ya no me importa la velocidad media ni los desniveles..., simplemente miro a mi alrededor, contemplo los paisajes, las piedras, los charcos, las huellas de los jabalíes..., y saco fotos, aún muy lejos de las que podemos contemplar en Ars..., pero creo que con el mismo espíritu, compartirlas...
Y en esta ultima pedalada con la Primigenia pretendía remontar el barranco del Gorgó, por pista claro está, echar unas fotos, atravesar el despoblado morisco de la Hoya y dejarme caer vertiginosamente hacia Olocau, a ver si me encontraba con mi amigo Carlos, el que nos mira con la capucha de guepardo, ahí, donde los seguidores..., pero al poco de pedalear empecé a sentir un poco de frío, a unos 10 grados que me pillaron un poco por sorpresa, después un viento de norte fuerte, insistente, que me esperaba entre las curvas de la sierra y que saltaba ante mi zumbando en mis orejas y disipando mi aliento algo forzado..., no me encontraba fino ni ligero y esa sensación de fatiga prematura me pilló por sorpresa. Hacia semanas que me sentía muy bien dando pedales, pero este sábado no estaba para encararme con la cuesta de la Jabonera, hasta Gatova y menos para remontar después el Gorgó..., o puede que si, pero yo siempre tiendo a batirme en retirada. Me conformé con subir por el barranco de la Vigueta, me di la vuelta y bajé por el Poll y la L´abella, tirando fotos y con algunos tiritones..., creía que los calores habían llegado para quedarse, pero parece que tendré que seguir esperando. Una muestra de ella fue la anterior salida por el castillo de Serra, amaneció otro sábado con la Calderona envuelta en brumas y nubes bajas, también la fotografié y la verdad es que me sorprendieron los resultados.

Miro a mí alrededor, en bici o paseando con los chuchis y esto es lo que veo.









Las primeras pedaladas hacia unas montañas envueltas por las nieblas marinas.







Remontando por el camino del Campillo y descubriendo una serrania vaporosa, difuminada, velada..., por millones y millones de gotitas de agua en suspension..., la llamada lluvia horizontal.









A veces las nubes bajas pasan rapido y el sol se asoma luminoso, me hace sonreir y sigo ascendiendo,







Esta foto foto surgió ya de vuelta..., realmente no se aprecia la belleza del lugar, la serenidad, la calma.





Vista del convento de las Carmelitas Descalzas en Serra, encaramado en esa loma, cerca del mismo cielo, cerca de la Cartuja de Porta Coeli...,parece que estas montañas siempre han despertado la espiritualidad. Hacia el mar nos encontrariamos con el monasterio de Santo Espiritu y hacia Segorbe, por el camino viejo que pasa frente a la olivera Morruda..., llegariamos hasta los restos de la Cartuja del Vall del Crist.






De nuevo esos vapores que llenan de vida los liquenes y musgos que cubren sus macizos, sus rocas y que perlan las aciculas del pinar.





La Bicipalo, la Primigenia como engullida por los estratos que afloran en algunos tramos del Camino del Campillo.





Despues de las pedaladas..., un paseo por los pinares cercanos al chalé de mis padres. Alguna mañana, con el otoño bien entrado..., he paseado por ellos sosteniendo mi café tocado de leche condensada, mirando entre la pinocha y sonriendo satisfecho cuando he visto los anaranjados sombreros de algun rovellón o esclatasang, o niscalos. Tambien suelo recolectar chanpiñones silvestres, cuescos de lobo jóvenes, negrillas..., y nunca me he intoxicadao.



A veces..., bueno, realmente todas las primaveras, estos campos florecen, se llenan de color, de una explosion de vida que lentamente languidecerá cuando lleguen los calores de la agostada. Pero ahora aún los puedo contemplar..., esta es una muestra tan sencilla, tan poco representativa de las centenares de plantas y pequeñas matas que florecen sin verguenza, bellas y hermosas entre el espinoso y a veces serio bosque mediterraneo.



Al final del paseo, de nuevo con la Calderona al fondo y Norton algo mas tranquilo, Ojos de Miel aún rastrea, mi galgo la escucha esperando algun ruido, sus agudos ladridos cuando se topa con algun conejo.




Despues me despediré de ellos y regresaré a Valencia, al piso, a la urbe..., esa aldea de hormigon y de altas fachadas en la que jamás se ve amanecer..., el sol pasa sobre el pedazo de cielo que asoma entre los edificios y despues desparece en unos horizontes artificiales, llegan las sombras y se iluminan las farolas, la actividad continua y homo jamás descansa.




8 comentarios:

María Hernández dijo...

Hoy nos has descubierto una "nueva" forma de relatar tus paseos sobre ruedas y a pie. Acostumbrada a leer cada detalle de ellos, hoy, al ver las fotos no hace falta que imagine...hablan por sí solas.
Ha sido un paseo distinto, relajado, que nos permite admirar lo que ves cuando pedaleas.

Saluditos,

Pedro dijo...

Es cierto..., dicen los investigadores que el lenguaje nos hizo humanos,que nuestra riqueza en registros sonoros, en palabras...,aceleró nuestro desarrollo social que realmente el salto evolutivo se produjo con el desarrollo de esa verbalidad...,pero de vez en cuando hay que dejar de hablar, de escribir y contemplar imagenes captadas con mayor o menos habilidad o sentimiento.
Y como no te puedo llevar de la mano para que veas esos sitios, ni tampoco a los que se asoman por aquí..., pues ahí está esa humilde muestra de lo que veo.

joa dijo...

¡Has terminado! ¡Enhorabuena! Yo voy todavía por el km 40 de la mim. Las fotos son preciosas, captan perfectamente la austeridad, la modestia y la profundidad de la Sierra Madre, a la que retorno de la mano de tu relato, como quien vuelve de un largo viaje.

Pedro. dijo...

Mas quisera haber terminado, este era un articulo que tenia preparado y que deseaba publicar para no agobiaros con tanta literatura..., vaya, suena un poco osado.
Y espero esa reseña,claro que la espero..., escribe, niña, escribe.
P.D. El de la ultima pedalada me esta obligando a levantarme a las cinco de la mañana para poder adlantarlo..., espero que valga la pena.
Un saludo..., joder y un beso.

joa dijo...

Admiro tu fuerza de voluntad. Espero tenerla también mañana y salir con Camino a la Sierra.Ahora voy a ver si leo otro de tus relatos y pasa rápido y gratamente esta hora muerta, que es la que menos me gusta de la semana
Un abrazo fuerte y sincero

Pedro dijo...

Yo tambien saldré, pero prontito, hoy mi hermana me ha enviado al chalé a que pase la noche solo por una vez en dos años y medio..., y estoy raro,pero he metido a Norton y a Ojos de Miel en la casa y esta noche dormiremos juntos..., bueno cada uno en su sitio, je, je, je.

Ars natura dijo...

Me alegra mucho que mis fotos hayan hecho saltar en ti la necesidad de compartir las fotos de tus excursiones por la naturaleza.
Me gustan mucho las fotos en las que sale La Primigenia. Te animo a que sigas haciéndolas fusionando los mamuts, bisontes y ciervas con el entorno natural. Los encuadres están muy acertados también.
Un consejo, intenta evitar las fotografías con grandes contrastes de luz (o todo sol, o todo sombra), porque con un móvil te resultará muy complicado compensar los claro-oscuros.

Yo también empezé a hacer fotos en mis salidas al campo pedaleando. Ahora echo de menos lo de pedalear. Llevo unos días pensando en comprarme una bicicleta, pero son tan caras....

Muchas gracias por alagar mi blog.

Pedro dijo...

Vaya Goyo, ¿eres telepata...?, has contestado a una pregunta que habia empezado a hacerme,me preguntaba si sacar a la Primigenia en todas las fotos podia resultar agobiante y me parece intuir que a ti te parece bien..., tendré en cuenta lo de los contrastes aunque te digo que no retoco las fotos, tal cual salen las pongo en el blog.
Ah..., lo de la bici, pasate por Decathlon, tienen un abanico de precios y modelos muy bueno, fijate que se pueda anclar un transportin, por si te apetece llevarte tu equipo de fotografia, ah y fundamental un sillin con apertura central, bueno tu di antiprostatico y te entenderan. Yo es el que uso y no se me duerme nada, ya sabes.
P.D. Investigué por encima lo de las tablas sumerias, se habla de hace 450.000 años, el linaje sapiens aún no habia surgido, pero si los erectus en Asia, que son los que nombran y en Europa los heidelbergensis que poco a poco derivarian hacia neardental.
Desde luego, volveré a mirarlo con mas calma.
Un saludo Goyo..., y no halagué tu blog, simplemente conté lo que sentí al descubrirlo.