Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

sábado, 16 de mayo de 2009

LA CRISIS QUE SUBYACE.

Hace unos meses todo el mundo miró hacia Davos, centenares de periodistas se acreditaron para poder escuchar y tomar nota de todo cuanto allí se decía. Un prometedor foro de economistas, de tipos inteligentes y acostumbrados a lidiar con las grandes cifras, con la macroeconomía, con el dinero virtual que tanto gusta a los agentes de bolsa..., un encuentro de sesudos, de tipos brillantes adiestrados en las mejores universidades, con master millonarios cursados, con niveles de vida elevados, tan elevados que en ningún momento fueron capaces de aportar nada a los que vivimos a ras de suelo, “a pie de crisis” que es casi lo mismo que decir a “pie de fosa”.

Los periodistas salieron de allí sin nada que contar al mundo, cansados y casi como engañados..., es que realmente ocurrió lo que ocurre en casi todas las convenciones de gente de “pasta”, son días ideales para correrse alguna juerga nocturna a cargo de la empresa, para subirse alguna chica ligera a la habitación, para cornear a maridos o esposas con el jefe o la jefa, con la compañera o con el compañero de oficina..., es mas, muchos de estos congresistas reían como diciendo, “¿pero ustedes que esperaban...?, aquí venimos a pasarlo bien, que cojones”

Pero durante esos días el mundo pareció aliviarse, respirar tranquilo..., para regresar después a la terrible realidad del día a día personal, familiar y laboral de todos y cada uno de los españolitos de a pié. Entonces nos volvimos esperanzados hacia un presidente del gobierno que nos sonrió desde su rostro pasmado y dijo.

- Hay que salvar a la banca...

Y hemos esperado hasta el debate sobre el estado de la nación para descubrir que continuamos igual..., pero al menos hemos descubierto, bueno, eso quien lo quiera ver, que en este país de negociantes..., y digo de negociantes porque en España no hay empresarios..., no tenemos ni un solo político de talla, no tenemos ni un solo político honesto y con miras, mas allá del escaño que ocupa, al que se aferra como una garrapata, no hay ni un solo político brillante y que sea capaz de decir públicamente que esta crisis, que parece azotar a España de manera especial, llevaba larvada ya unas cuantas décadas, mas o menos en el momento en el que se reforman los sistemas educativos, coincidiendo con la entrega de esas competencias a unas autonomías que no han hecho sino fragmentar los niveles culturales de toda España, aplicando unos principios tristemente nacionalistas o simplemente politizados. El ejemplo lo tenemos aquí en la Comunidad Valenciana, donde la tasa de fracaso escolar roza el 40 %, este dato terrorífico no parece importar lo mas mínimo al conseller de educación Font de Mora, es más, se le ocurre la idea de impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía, en ingles, imagino que será para que los chavales vayan dominando el idioma, mas que nada para entenderse con los adinerados tripulantes de los barquitos de la Copa America, cuando trabajen de “camatas” en los chiringuitos de luxe para gente VIP. ¿Es que nadie le ha dicho a este elemento que un elevado porcentaje de nuestros jóvenes y adolescentes tienen problemas de lectura del castellano y autenticas dificultades para comprender lo que logran leer...?, esta actitud es descabellada y mezquina..., propia de las piaras políticas de este país.

Estos chicos y chicas que no terminan la ESO andan vagabundeando por ahí, discutiendo con sus padres, retándolos continuamente..., como aprendieron a hacer cuando tenían entre 3 y 5 años. Acostumbrados a vivir como adultos en sus propias casas, es decir, con ordenador en la habitación, con televisión en la habitación, con equipo de música en la habitación..., también desde los 13 o 16 años..., sin soportar ninguna disciplina, ni horario, sin responsabilidades y sin ni siquiera bajar a pasear al perro, el mismo perro que le regalaron cinco años atrás, cuando tenia 10..., ahora es un coñazo de perro y desde luego no piensa dedicarle mas de cinco minutos al día. Finalmente el joven logra encontrar trabajo, de unos 500 euros al mes, incluidas pagas extras. Toca dinero y sabe que sus padres no se van a atrever a pedirle algo, tiene una nomina y ya puede financiar un ciclomotor para ir al trabajo, que está a tres manzanas de la casa de sus padres. Es posible que al cabo de un tiempo ya le alcance para comprar a plazos un coche, después otro mas potente y nuevo, mas aparente..., pero irán pasando los años y se encontrará que después de 10 años de haber empezado a trabajar apenas si cobra al mes 700 euros...,solo que ya no es un adolescente rebelde y feliz, ahora tiene que pagar un alquiler o un piso, tiene una mujer y varios niños, tiene que pagarse el tabaco, los plazos del coche de cuatro puertas, en el coupé coreano ya no cabían todos, tiene que pagar las excursiones de los niños en el colegio, también parte del material escolar, los gastos de comunidad, los seguros de hogar y del coche..., pero afortunadamente ahí están los bancos para prestarle lo que le haga falta y no hablo de una hipoteca bestial, hablo de gastos normales, de gastos cotidianos o de otros realizados por puro afán consumista..., por esto se comprende que Zapatero dijo eso de “hay que salvar a la banca...”, por eso Rajoy se hacia el mudo o decía alguna chorrada simplemente por marear la perdiz y no estar callado.

Y ahí convergen dos factores importantísimos para comprender el porque esta crisis nos está afectando de forma especial.

-El chaval al que el actual sistema educativo ha convertido en una especie de paria carece de cualquier sentido de la responsabilidad, le ciegan los celos y las envidias, anhela lo que otros poseen pero no el esfuerzo que realizaron para conseguirlo..., este chico, al que le permitían pasar de curso sin aprobar las asignaturas del anterior se ha convertido en la masa obrera mayoritaria de este país, para hoy y para los próximos diez o veinte años. Es un trabajador lento, nada competitivo, desinteresado, sin motivación y sometido ruinmente por un negociante que se llama empresario. En ese estado mental de abatimiento, admite que el salario mínimo interprofesional salte algunos euros por encima de los 600 y que el precio medio de una hipoteca pase holgadamente de esos mismos 600..., pero callará y seguirá pidiendo créditos..., es lo que único que puede hacer y lo que le enseñaron a hacer desde muy pequeñito.

Me gustaría recordar que durante este periodo de expansión, el pasado, obviamente, la tasa de paro en España doblaba a la europea, eso que no se olvide, ya era un síntoma.

- Segundo factor. La banca se fortalece a cambio de seguir financiando a los partidos políticos. Esta claro que si el español medio fuese un poco consciente de su economía, gastaría algo menos, ahorraría algo más y pediría menos créditos y que nos quede claro que la banca gana dinero prestándolo. Por tanto al estado le interesa mantener estos salarios ruinosos para que el trabajador siga dependiendo de los créditos, le interesa “maleducar” a la población..., es la forma de garantizar a la banca sus clientes de futuro.

Llegados aquí descubro una contradicción en mi propio discurso, no en el que estoy transcribiendo, sino en el que suelo comentar en la calle o durante el segundo desayuno en el bar.¿ Como puedo afirmar que los sueldos en España son miserablemente bajos y al tiempo asegurar que el trabajador medio español no es competitivo...?, claro..., entonces... ¿si fuesen competitivos y responsables, se merecerían mas sueldo...?.

- Tampoco, porque si se subiesen los sueldos para liberar al trabajador de los créditos subirían los precios y se dispararía la inflación -me contesta un amigo mío que es economista.

Mi amigo sonríe y yo arrugo el entrecejo, pero casi no me atrevo a contradecirle, mi amigo ha estudiado en el mismo que sitio en el que imparte clases el ultimo fichaje de la ministra Salgado, el mismo que se ha hartado de asegurar en foros y debates que la solución para la crisis es la rebaja salarial sin paliativos..., y entonces pienso en las mujeres y en el alud de ellas que se han incorporado al mercado laboral..., desde luego con pleno derecho pero ante todo argumentando eso de que hoy en día, si no trabajan los dos cónyuges o los dos miembros de la pareja es imposible sacar adelante una familia..., está todo tan caro -se suele apostillar.

¿Entonces...?, deduzco que pese a esa contención de salarios, pese a esos salarios miserables, según mi opinión..., la vida en España es carísima y no es cuestión de inflación, es cuestión de la “hinchazón” de los precios, que comenzaron con la llegada del euro y que siguieron con la burbuja inmobiliaria.

¿Y cual es esa crisis que subyace...?, la de la educación, simplemente, que también la sitúo al tiempo que la mujer comienza a trabajar, en el momento en el que florecen las guarderías que abren a las siete de la mañana, verdaderos “aparcabebes” en lo que se cultivan a los futuros habitantes de España, criaturas que crecen sin apego, sin el olor de su madre, sin escuchar su voz y sus arrullos hasta bien entrado el día. Que crecen en medio de unos padres que se niegan aceptar esa responsabilidad, que rechazan el concepto clásico de educación, ese que obligaba a llevar todo el día al niño de la mano, a corregirle lo malo y a reconocerle lo bueno cuando aún esta a tiempo, no ha premiarle, hablo de reconocerle, de trasmitirle sentimiento, emociones humanas. De sacrificar ese tiempo libre que tenían cuando aún no se habían reproducido, de preocuparse por formar a una personita que se comportará y que verá el mundo según ellos le hayan enseñado, que sentirán y percibirán según hayan visto en ellos, en sus padres..., y no según los abuelos, según las canguros adolescentes, según las cuidadoras de los “aparcabebes”, que desde luego harán bien su trabajo pero que no son madres de esa docena de niñitos y niñitas que lloriquean y moquean a su alrededor..., que buscan a sus madres, a sus padres, que buscan los olores familiares, los lugares conocidos.

En fin, una dinámica social que en España ya no tiene vuelta atrás, creo que se avecinan tiempos complejos, ya anuncian los sociólogos que las generaciones actuales van a tener bastantes mas problemas laborales y sociales de los que tuvieron nuestros padres y lo peor es que van a carecer de muchos de los recursos que ellos pudieron utilizar porque aún recibieron esa educación clásica o de derechas, como se le llama ahora. Los términos austeridad, honestidad, ahorro, paciencia, esfuerzo, tesón, sacrificio..., sonaban a menudo en aquellos hogares, en los actuales familias, esas de padres con colegas, porque los hijos ya son hijos, son colegas con habitación propia..., son conceptos desconocidos, son actitudes que casi suenan a franquismo, a castración de libertades, a tiempos oscuros y vergonzantes. Por eso veo muy difícil un cambio de rumbo, nuestros hijos desconocen esos recursos, esos valores, esas actitudes que jamás se les debería haber negado con aquella frase que tanto sonó en los modernos matrimonios..., “para que el chiquillo no se traumatice...”

Sinceramente, creo que España se distancia cada vez más de Europa y se aleja hacia ninguna parte..., si no hay una reforma mental, un cambio de actitud personal y un cambio profundo, a nivel nacional de la Educación, nos espera un futuro turbio, nos esperan revueltas como las que azotaron a Francia hace unos años, nos espera un futuro obrero sometido y callado, abrumado por las deudas y por la dependencia de la banca..., o si no que se lo digan a mi sobrina Águeda, que últimamente anda enzarzada en los comités universitarios antiBolonia. Según ella y Quique, su compañero de luchas y..., será la última vuelta de tuerca para acabar con la posibilidad de una buena formación universitaria. Realmente era previsible, primero se corrompe la educación básica, después la universitaria y finalmente la reforma laboral, despido con indemnización ridícula y salarios a la baja..., pero recuerden, siempre quedará la banca y los créditos ágiles, por eso hay que salvarla, a la banca...

8 comentarios:

María Hernández dijo...

Muchos puntos "espinosos" has tratado en este post, y alguno de ellos, como la Educación, es el que más me corroe en este momento.

Hablas de tu sobrina y el plan antibolonia en las universidades. Existe otra "Bolonia" pero a nivel de ESO. Son los llamados PCPI "programas de Cualificación Profesional Inicial". Están orientados hacia todos aquellos alumnos que al llegar a los 16 años no han sacado la ESO. Supuestamente, son cursos de entre un año y medio o dos, donde el alumno que no logró alcanzar la titulación de ESO, puede conseguir una "acreditación" para iniciarse en el terreno laboral. Visto así, sin muchas pistas, no parece mal del todo, pero habría que ahondar en el tema para darse cuenta que de lo que se trata es de darle una "salida honrosa" al caos que se ha transformado la Educación en estas últimas décadas. Porque van a ser muchos los que se queden sin la obtención del título básico.
Si nos preguntáramos por qué nuestros jóvenes no son capaces de aprobar la ESO, se nos ocurrirían muchos motivos, pero para mi el más importante es el fracaso de base. Pero no de los conocimientos de los jóvenes, sino del sistema educativo que se olvidó de enseñar lo principal, "enseñar a estudiar", a enfrentarse a los exámenes sabiendo que había que estudiar antes, a premiar de verdad a quien se esfuerza y no darle el mismo reconocimiento a quien, tocándose las gaitas, pasa de curso igualmente.
¿Qué ocurre al llegar a ESO?, que las normas cambian, que sólo se puede repetir dos veces en toda la ESO, que nunca se puede hacer el mismo curso más de dos y que si perdiste algún año, es posible que al llegar al final, sin aprobar por supuesto, te "nominen" para un PCPI... que te permitirá tener algo así como un reconocimiento de que en lugar de estar en la calle estuviste aprendiendo que si apretas un interruptor se enciende la luz.
Es cierto que tras realizar este curso haya quien decida volver a intentarlo por la "vía oficial" y matricularse en un grado medio, tras pasar unas pruebas de acceso. Pero ¿cuántos de esos chicos querrán volver a los estudios si les dicen "aquí tienes este minitítulo, hijo mío, con ésto ya puedes trabajar aunque si decides seguir vas a tener que prepararte un exámen de acceso"?.
Caramba, mi padre también trabajó sin título alguno, pero es muy posible que las secuelas de los pesos que tuvo que levantar no sean las mismas de quien sólo levantó un bolígrafo durante su vida laboral y ya no hablemos de la diferencia de sueldo percibido.Claro que estas cosas no las dicen.

Y la gran diferencia puede estar, precisamente, en lo que comentas... Estos chicos creen que con acceso al dinero y a sus "financiaciones" ya tienen la vida asegurada. Y no se plantean que todo ésto ha sido un engañabobos, a los que hicieron creer que con la "edad" era suficiente para salir adelante.

Lo malo de todo ésto es que llegarán al mundo laboral, pero no sabrán leer la letra pequeña de sus préstamos, ni tampoco tendrán claro sus derechos, ni sabrán que para que la luz llegue al interruptor hay que generarla primero y canalizarla después.

Y otro apunte, respecto a la Banca, OJO quienes tengan tarjetas de crédito. Por muy buenos pagadores que sean, los bancos están bajando el límite concedido sin previo aviso. Lo comento, no vaya a ser que alguien quiera pagar con su tarjeta y se encuentre con "saldo insuficiente".

Saludos

Pedro dijo...

Desconocia lo de los PCPI, pero desde luego ya los defines bastante bien. Maria, hablas de la base..., yo no me he atrevido hablar del verdadero problema y ya puestos lo digo ahora. El problema esta en la despreocupación absoluta de los padres y madres actuales..., uno siempre cree que lo que los matrimonios no enseñan lo haran en los colegios, pero cuando tampoco existe esa educación en los coles llegamos a la nada, a la actual situación, que con el paso de los años se verá como normal..., "los estudiantes siempre han sido revoltosos y vagos...", comentarán los padres antes de entrar en las reuniones de las APAs.
Y sabes que me encanta que me comentes..., siempre añades mucho, mucho, mucho mas mis discursos largos y divagantes.

María Hernández dijo...

Hombre, no te voy a negar que en muchas actitudes, que no aptitudes, hay parte que se le puede echar la culpa a los padres, pero... no siempre es así.
Los que ya vamos doblando la esquina de los 40, tuvimos padres de aquellos de postguerra, que mucho, lo que se dice mucho, de letras no entendían. Y no por éso fuimos a la escuela y no aprendimos. Daba igual que tu padre fuera peón de albañil, tú ibas a la escuela a aprender, a estudiar y si no lo hacías, suspendías. Ni edades, ni santas edades. Quien no superaba el curso, no pasaba. Y poco a poco, para bien o para mal, se iba cribando. Los que si estudiaban, seguían haciéndolo y los que no tenían que buscarse el jornal por donde fuera.

Ahora, claro..está la familia, que hoy en día adolece de muchas cosas, pero por otro está la "calidad" de la enseñanza y en éso los padres pintan poco o nada.

Y me dirás "claro..es que lo uno no quita lo otro", pues mira, no estoy de acuerdo. Yo puedo enseñarle valores a mi hijo, creo que ya me conoces y no soy una madre despreocupada, pero luego llega a un sistema educativo permisivo, tibio y relajado y se pifia el invento. Y puede ser que mi hijo llegue a ser el chico más educado (cívicamente) de mi edificio, pero el más analfabeto de todos. ¿Y ahora qué hacemos?.
Te puedo asegurar que no siempre la culpa de los fracasos escolares se fraguan en las casas.

Y desde luego, los sistemas educativos tampoco se cocinan en las cocinas de casa. Los hacen, supuestamente, gente con "conocimientos y causas", pero chico, han metido la pata hasta lo más hondo y ahora difícil solución tiene si desde la base, desde la educación primaria no cambian las cosas.
Si seguimos con una enseñanza tibia, terminaremos viviendo en un país de analfabetos escolarizados. En ningún sitio que yo conozca, dan duros a cuatro pesetas y lo que desde unos años le están ofreciendo a nuestros jóvenes, como educación, es una enseñanza de saldos.
No te niego que existe el otro problema, el de educar en valores, lo propio de una familia, pero en cuestiones de educación, de sistemas y normas educativas no son los padres quienes dirigen.

Eso sí, no olvidemos que un pueblo ignorante es el mejor pueblo para gobernar... ¿será que por ahí van los tiros?.

joa dijo...

Sí,los tiros van por donde dice María: un pueblo ignorante e hipotecado es un rebaño de corderos.
También en estos temas, Pedro, no sólo en las pedaladas, comparto muchas de tus ideas. La crisis es el tema estrella de este año, el que todos pronostican que saldrá en Selectividad. Yo les digo que probablemente no, pues es muy difícil hablar de ella sin atacar de lleno (me gusta como lo haces tú) a esa nueva oligarquía en el poder que es nuestra clase política. Y eso no se puede hacer en un examen oficial. No creo que difieran mucho los políticos españoles de los europeos. Aunque yo -que parece que vivo en mis montes- no me sé ni los nombres de estas nuevas "superestar"; quizá precisamente por eso, porque vivo en mis montes, puedo darme cuenta de estas cosas sin dejar que me amarguen la vida.
La otra causa subyacente, la "crisis educativa" (¡qué interesante que alguien ajeno a la profesión toque el tema!) desde dentro la mayoría la tenemos clara. Algunas cosas no creo que sean meteduras de pata, sino búsquedas intencionadas: nuestro sistema educativo se ha cargado a conciencia el concepto de proceso histórico, y con él la cultura literaria, que es la reflexión y el sentimiento de un pueblo a lo largo de su historia. No interesa que recordemos ni que pensemos, que cuestionemos; tampoco que seamos capaces de expresar pensamientos, sentimientos y dudas. Por eso los jóvenes no entienden lo que leen (¡alumnos de 2º de Bachillerato, nuestro COU, no comprenden artículos publicados en la prensa diaria no especializada!, doy fe) ni saben, ni a la mayoría les interesa, expresarse por escrito u oralmente. La comprensión y la expresión son, además, la base del diálogo, de la relación con nuestros semejantes, de lo que nos hace humanos...
Nosotros tenemos las manos atadas por la "programación", que hay que cumplir como sea, pasando a salto de mata sobre lo que importa, sin pararse a pensar... Yo a veces encuentro la manera de burlarla, y ellos la encuentran de escaparse de los designios del sistema... Entonces nos encontramos y esto es maravilloso.
Respecto a las meteduras de pata, el PCPI es una más de las improvisaciones para enmerdar una ley educativa que no se ha sostenido desde el día que la parieron. Otros han sido la Compensatoria, el PDC, el PACG, el PROA, siglas y siglas, presupuesto malgastado, que ya nadie recuerda qué significan.
Por último, la educación en valores por parte de los padres es crucial y las carencias que deja su falta son evidentes; pero he de reconocer que yo prefiero venir a trabajar que quedarme en casa cuidando a los hijos, quizá por eso y muchas razones más no los tengo.
En fin, os dejo que tengo que subir a clase.

Pedro dijo...

Vaya dos comentaristas de lujo que tengo.
Maria habla como madre y como puericultora y tu Joa, hablas como maestra, una vive la realidad en su propio hijo y tu en la de todos esos hijos a los que tratas de formar desde tu asignatura..., yo soy un carpintero en proceso de asilvestramiento o eso creo pero tambien soy capaz de ver comportamientos y actitudes preocupantes en nuestros jovenes, pero ellos son eso,jovenes y hasta cierto punto es normal que sean algo problematicos o herráticos..., pero lo que es inadmisible es la repugnante catadura moral de nuestros politicos, empeñados ciegamente en desenterrar los fantasmas de la derecha fascista y de la izquierda separatista y hereje..., los habitantes de este pais nos merecemos otro tratamiento, otros politicos que no esten contaminados por esas raices que profundizan hasta la misma Guerra Civil..., aunque ellos no crean en ella, tan solo asustan a la poblacion para que sigamos votando a unos o a otros movidos por ese miedo y no por la razón, por la critica, por la reflexion...
Besitos, niñas brillantes.

María Hernández dijo...

Oye, pues estoy muy de acuerdo con Joa en lo que dice sobre "no entender lo que leen", también doy fe, pero desde casa y éso que, al menos, mi hijo lee de "carretilla" sin grandes atascamientos, otra cosa es que pueda necesitar leer dos veces para enterarse bien del asunto.
Principalmente, y es mi opinión, una gran "metedura de pata" ha sido la incorporación de los "cuadernillos de rellenar". Puede parecer una tontería, pero sólo con la práctica se llega la maestría. El hecho de tenerlo "todo hecho" y nada más que escribir una palabra para completar el ejercicio ya nos anula gran parte de la práctica. A lo mejor soy una retrógada en este sentido, pero en la enseñanza de base, en la primaria, la pizarra y los cuadernos deberían ser los grandes protagonistas, donde el profesor escribe, los chicos primero leen para poder copiar y luego vuelven a leer para resolver. Ni estoy de acuerdo con los cuadernillos, ni con la forma "moderna" de indicar el número del ejercicio sin copiar el enunciado. Solo leyendo y escribiendo se aprende. Más tarde, cuando ya tengan los conceptos arraigados pueden utilizar los ordenadores y toda la tecnología que se preste, pero sin lectura, ni escritura, poco se aprende.
Y no digamos ya lo que en cursos superiores ocurre con internet..."copiar y pegar" sin tan siquiera leer íntegramente.
El otro día vi en las noticias que hay una herramienta nueva que le servirá a los profesores para saber si los alumnos han "copiado y pegado" de internet.. Pues bienvenida sea dicha herramienta.
Es muy cómodo y muy bonito ver un trabajo hecho por ordenador, todo tan limpito, pero a lo mejor se debería volver a pedir que se hicieran manuscritos. Caray es que a veces no saben ni usar los márgenes de los cuadernos y olvídate de escribir en un folio sin pautar, en blanco, éso es una carretera de montaña.
En cuanto a lo de "cumplir la programación"...así es, en efecto. Hace unas semanas acudí a una reunión en el instituto y justo esas palabras fue las que usó la tutora "ahora tendremos que ir más rápido, sin pararnos siquiera, porque hay que cumplir la programación".
Que conste que nunca mis palabras van dirigidas hacia los maestros y profesores cuando hablo del sistema educativo. Los habrá como en todas partes, buenos y malos, pero tienen que ceñirse a contenidos y programa que vienen preestablecidos desde otras instancias.
El problema no viene del docente, cumplen con una programación, viene del sistema empleado.
Y lo peor de todo es que en el "saco del fracaso escolar" caen chicos/as con buenos valores, con pocos, profesores excelentes y otros menos, padres responsables y los que no lo son, porque al final, todos, seamos mejores o peores, todos "fracasamos al unísono". Ni a un profesor le gustará ver como su clase no prospera, ni a un padre ver a su hijo suspendido, ni siquiera al alumno verse repitiendo y perdiendo la oportunidad de salir adelante.

Ars natura dijo...

Creo que no sólo está pasando esto en España. El resto de Europa está muy parecido. Reino Unido está fatal, Francia, ni te cuento, Italia? habéis oído alguna noticia de allí últimamente? sólo hay que indagar un poco para darse cuenta de cómo están las cosas en el mundo. Sólo hay que estar interesado en conseguir esa información. Información que no sale en TV o los periódicos nacionales, porque allí sólo nos muestran lo que les conviene, o lo pasan muy deprisa y sin hacer incapié. Os podría poner mil ejemplos.

Para acabar os dejo un enlace donde se ve muy clarito de dónde sale el dinero quien lo maneja y por qué?:

http://www.eldineroesdeuda.com/main.php

Seguro que os gustará.

Pedro dijo...

Tu comentario termina de apenarme, pensaba que allí, al otro lado de los Pirineos ya habrian pasado por esta deblacle eductiva y habrian tomado medidas..., pero parece que no es así.
Lo de filtrar la informacion se da por sentado..., de hecho es muy curioso. Cuando en alguna revista se publicita algun producto, es facil ver que a veces viene avalado por un globo que dice "anunciado en television", eso nos enseña cual es el nivel mental y cultural que se nos supone. Todo lo que sale por la tele es verdad y si lo que sale por la tele está manipulado y tergiversado..., pues eso.
Por ahí hay un libro que se titula "La economia canalla", creo que lo escribe una tal Simoneta Bonaparte, parece que habla de lo mismo, de la verdadera economia.
Habrá que rastrearlo y leerlo.
Nos vemos, Goyo.