Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

viernes, 19 de julio de 2013

ASI LATE EL CORAZÓN DE UN GALGO.



   

 Perros que se comportan como perros y un humano que observa ese comportamiento hipnotizado como lo haria Truman ante la repetición de los paisajes. 
  La manada y yo siempre hacemos el mismo recorrido, a veces en un sentido y otras en otro, pero siempre son los mismos pinares, los mismos ribazos, las mismas piedras, tan solo cambian las nubes y la luz de la atmosfera.
   Norton, Mia, Cecil y Piper saben lo que tienen que hacer y lo unico que tienen que hacer es comportarse como perros, rastrear, oler, observar, excitarse y arrancar detrás de ese conejo que inexplicablemente acelera a través del baldio, alejandose del seto crecido sobre el ribazo y enfilando a  la linde del pinar. Esta en campo abierto y Norton galopa hacia él, yo grito excitado.
   -¡¡Ahí va, ahí va...!!.
   El  medio galgo acelera a muerte y el conejo se clava, gira en redondo en menos de un palmo de tierra y se vuelve como una centella por donde se habia arrancado, se cruza con Mia y desaparece en el seto, entre los huecos del ribazo.
   Seguimos caminando, atravesando campos de naranjos con cuidado de no pisar los goteros, observando el vuelo ruidoso de las urracas y el paso alto y sutil de los vencejos. Cruzamos un camino y Norton y Mia se adentran en otro campo repleto de jovenes plantones de naranjos, trotan hacia otra linde, se alejan, les observo y algo vuelve a excitarles, otro conejo salta a una metros de ellos, Mia ladra lanzandose tras él y Norton vuelve a acelerar, esquivando los plantones, rozandolos con sus flancos, pasando tan cerca que temo que se parta la espina dorsal contra uno de ellos.
   Atraviesan todo el campo, saltan el camino, entran en otro campo describiendo un amplio circulo y veo como el conejo se encara hacia las viejas acequias cubiertas de riego, vuelvo a temer por Norton, pero justo cuando el medio galgo salta por encima de unos lomos de tierra, el conejo vira bruscamente y el lebrel derrapa, lo pierde de vista y todo termina..., ha sido un lance precioso y cuando regresamos a casa, Norton se mete en la piscina y se queda quieto, con el corazón aún acelerado, bombeando sangre y oxigeno como solo lo hacen los corazones de los galgos, removiendo la caja toracica sumergida y transmitiendo cada latido como una onda de choque que puedo ver con mis ojos...., así late el corazón de un galgo.

2 comentarios:

Jesus dijo...

Muy buena la foto Pedro. Blanca se ha acordado del perro que sabia bucear y subirse a los arboles.
Nosotros estamos en Portaventura haciendo colas y alimentandonos de comida basura.
Como va los incendios?. Me han dicho que hay otro en Marines....Queda algo por quemar???

bicipalo dijo...

Me encanta que Blanca se acuerde de Mia, si vuelves a visitarnos conocerá a su cachorrillo...., te he enviado un correo.