Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

viernes, 30 de noviembre de 2012

SETAS Y OTOÑO EN LOS JARDINES DEL VIEJO CAUCE DEL RIO TURIA.




En otoño la luz es  distinta, el sol se eleva poco  y parece que siempre te esté mirando a los ojos, es un sol que rasea, que alarga las sombras, que deja la humedad en las humbrias y que convierte a las gotitas del rocio en auténticos diamantes.
  Paseando por los jardines del viejo cauce del Turia te puedes encontrar con ese otoño que entre las calles de hormigon y asfalto apenas si se deja ver, pero ahí abajo y encajonado entre los altos pretiles aún se puede percibir la llegada de la estaciòn, aún se pueden ver a las setas de chopo creciendo vivaces de entre los tocones de los chopos talados. Una vida efimera, porque tarde o temprano la chiquilleria terminará con ellas a patadas, puede que por eso  les hice las fotos, por lastima, aunque mas tarde descubrí sonriendo que mis tristes augurios no se habian cumplido, cuando volví a pasear por la tarde con Cecil y Piper, descubrí el rastro de alguien que sabia que esas setas, que las Agrocybe aegerita,  eran unas setas comestibles y las habia cortado a navaja.



 
   Continué el paseo, casi como reconfortado y echando miradas a la hojarasca que parecía jugar a pillar entre las rafagas de un viento frio y mordedor que provocaba tiritones en los pequeños pincher.
 





 

5 comentarios:

Dorita/Alh. dijo...

Preciosas fotos !
Salu2

bicipalo dijo...

Gracias Doritaaaa...¡¡¡¡, los 2 megapixeles de mi prehistorico móvil aún dan buenas fotos....,pero la naturaleza es tan hermosa...

bicipalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
enAteneo dijo...

Gracias por indicarme este blog tuyo! No lo conocía y me encanta.
Este post es estupendo, el viejo cauce con sus jardines y sus colores y la blanca luz de Valencia.
Gracias !

bicipalo dijo...

Bienvenida Margaaa....¡¡¡¡¡, es que pienso mucho en tus post, en como investigas y desmenuzas la historia de esta tierra. Pues si, estos jardines se han convertido en mi otro mundo y todos los días bajo dos veces a paseara los pequeños pincher de mi hermana y adoptados practicamente por mi. He vivido hermosos momentos, como ese dia que una golondrina me rozó con su ala....,inolvidanle Marga.