Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

martes, 14 de agosto de 2012

CAMPOS APAGADOS.










El color de estos campos me sigue hipnotizando, no se, puede que porque me recuerde al color de la manada o porque vea en ellos calma, quietud, reposo, la espera sosegada de las lluvias otoñales. Me gusta ver a los perros husmear entre las matas de esparto, trotar entre los tomillos o salir corriendo cuando algun conejo se arranca con una aceleración brutal y se lleva tras él a un Norton que llega a esquivar a los jovenes plantones de naranjos, que corre campo através, reventando el monte bajo y al mismo tiempo llevandose tras sus zancadas a Mia, a Cecil y a Piper.
Es siempre el mismo paseo,pero a veces pasan cosas que a mi me gustan, ayer nos sobrevoló un bando de abejarucos, con su tipico arruyo, planeaban y durante unos instantes pude disfrutar de sus colores. Y otra de las mañanas una liebre saltó de entre los espartos, creo que en el aire se dio media vuelta y corrió hacia el pinar, yo soltó mi grito habitual "¡ahí va, ahí va...!",pero la manada corrió en sentido contrario.






Esta mañana me he encontrado con los vencejos y los he visto hacer algo que nunca habia visto. Descendian de las alturas en silencio, sin sus chillidos, sin esa algarabia que tanto me ha hecho sonreir. Descendían acompañando a sus hijos, a sus nidadas ya independientes y psaban por encima de mi cabeza con vuelo sereno, lento, casi como ofreciendose a mis ojos. Despues viraban en el aire y descendian hacia la enorme charca, entonces formaban una uve con las alas y bebian agua.
Yo he sonreido y he continuado contemplandolos, sus idas y venidas, sus vuelos, ahora silenciosos y elegantes, ese planeo al alba, solo para mis ojos y mis sentidos, para mis sentimientos infantiles, para mis sueños.

3 comentarios:

Dorita/Alh. dijo...

Hola Bicipalo, que pena del paisaje. Menos mal que al menos los pajaros se salven volando a sitios mas seguros.
Salu2

Ars Natura dijo...

Has contemplado lamigración de las aves.

Los abejarucos y vencejos ya se están yendo. Seguro que viste dos grupos que surcaban el cielo cada no por su particular ruta camino de su casa de invierno, poco a poco en compañía de sus jóvenes polluelos en sus primeros vuelos, sin prisas, con paradas para beber en las charcas, durmiendo agrupados bajo la serena y cálida noche, pero siempre con el pico apuntando al sur que ñoran los mayores y que mostrarán a sus hijos.

bicipalo dijo...

Goyo, ¿porque me conmoveran tanto esos movimientos migratorios...?, los abejarucos siguen por aquí pero los vencejos,como tu dices se van poco a poco y en silencio. Este año apenas he visto a los chotacabras. Y he visto tu rinoceronte blanco...., genial, lastima que el nudo este un poco adelantado hacia el morro, si no sería perfecto. Es genial, la foto y la percepción.