Ala Quebrada...., un vencejo que casi se arrancó el ala contra el cable anclado muy cerca de la junta de dilatación donde dcidió anidar, desde entonces,día tras día lo esquiva para poder alimentar a su polluelo.

domingo, 3 de marzo de 2013

UNA SENDA DESCONOCIDA Y UNAS MONTAÑAS DISTINTAS.





    Ascendia por la estrecha pista que serpenteaba entre una Sierra Calderona empeñada en volcarse sobre ella, en estrecharla, en volver a poblarla con sus arbustos, con sus romeros y con sus coscojas, con sus matas de esparto y con sus lajas grises. Empeñada en resquebrajar la pista entre profundos surcos y entre estratos de piedra gris que poco a poco empezaban a surgir ante la rueda delantera de la Bicipalo. Entonces he tratado de despistar a esa serranía que se preparaba para verme deslomarme sobre la pedrera..., pero la he sorprendido y con un volantazo me he ido por un camino que jamás habia explorado y que siempre había estado ahí.
  La Calderona me ha observado sorprendida, era la primera vez que me veía salirme de mis caminos, de mis pistas, de mis rutas, era la primera vez que me veía explorar nuevos derroteros desde hacía muchos años.
  Y al poco rato he dejado de dar pedales lentamente, hasta echar pie a tierra, hasta percibir el silencio melodiosamente compartido con el canto de una alondra y contra el resonar de una yegua que trotaba valle abajo. He mirado a mi alrededor y me he encontrado con unas montañas distintas, con una serranía diferente con tan solo haberme desviado un centenar de metros de mis rutas habituales.
  Todo me parecia nuevo y mas denso..., durante unos minutos he estado parado, escuhando las voces de unos senderistas que se movían por la pista que sube desde el Pla de Lucas, en Porta Coeli, sintiendo la calma del día y llegando al convencimiento de que tan solo con mirar de otra forma, de que tan solo con escuchar a nuestro alrededor, de que tan solo mirar con otros ojos y de percibir con otros ánimos podriamos descubrir otra forma de vivir y de sentir 
    
    

8 comentarios:

Ars Natura dijo...

Has cruzado al otro lado del telón. A la parte trasera de la casa.
-Pasa Pedro que estamos en el patio- Te ha invitado La Sierra...

bicipalo dijo...

Así es Goyo..., he descubierto otro entorno con tan solo mover el manillar.
Por cierto, la semana pasada juraria que vi una golondrina volando con energia, como alejandose del frente lluvioso que esa noche descargaria en Valencia. Me fijétanto que un poco mas y me salgo de la autovia.

Jesús dijo...

Bueno Pedro, veo que te estás curando de la Trumanitis aguda con auténtica terapia de choque. A mi me han dicho que, aunque algunos nos empeñamos en no creerlo, ese telón como bien lo llama Goyo, es irreal y sólo existe en nuestras cabezas. Incluso me han dicho que se puede atravesar y que no pasa nada...yo por si las moscas voy dejando trocitos de mi barrita para volver a encontrar el camino.
Este finde me quedé en casa...arrastro un cansancio creo que más mental que físico y ando un tanto desganado de todo..pero seguro que volveré con las primeras flores.
Un abrazo amigo surgido de las montañas.

bicipalo dijo...

Poquito a poco Jesús me atrevo a extender el brazo y tocar ese telón..., pero tampoco creas que me alejo mucho. Cuando te diga que camino es te sorprenderás, has pasado junto a él decenas de veces. Lo gracioso es que es un desvio que vuelve exactamente al mismo lugar que yendo por el camino principal..., es un viaje en el espacio y en el tiempo para gresar al mismo sitio.
Un abrazo Jesús, por cierto, tengo un ejemplar de la novela en papel en el chalé, a ver si quedamos y hacemos el acto de entrega, je,je,je.

enAteneo dijo...

Parece que el limite entre lo real y lo que consideramos irreal, existe solamente en nuestra mente. A veces logramos cruzarlo y nos sorprende, no lo comprendemos pero lo sentimos.

bicipalo dijo...

Es como dices, Marga..., tuve esa sensación,creía que habia saltado en el tiempo y tan solo habia tomado una senda nueva..., quizás a veces divago demasiado y me pierdo entre los cerros de Ubeda..., pero vi una lección en ese nuevo camino.

Jesús dijo...

A ver si pudiera ser este fin de semana que yo en el ordenador no se leer y voy por la mitad...
Ya te escribo un correo Pedro.

bicipalo dijo...

Pues así quedamos, Jesús.